El ángulo de apertura de luz de una luminaria LED es una de las características más importantes que debemos conocer.

Este valor nos indica con qué ángulo se va abriendo el haz de luz y por tanto, define el área que puede iluminar en función de la distancia a la fuente de luz. Hay que tener en cuenta que los LED son mucho más focales que, por ejemplo, los halógenos y por ello debemos prestar especial atención a este aspecto.

En función del uso que le vayamos a dar, nos interesará una fuente de luz con un ángulo de apertura u otro. Lo habitual es emplear las luces con un menor ángulo de apertura como luz de acento, para destacar elementos decorativos o, si se trata de una tienda, los diferentes productos. Por el contrario, las luminarias con un ángulo más amplio, habitualmente a partir de los 90º, se utilizan para la iluminación general del espacio.

Diferentes ángulos de apertura a la misma altura

El espacio iluminado desde la misma altura (3m) aumenta con el ángulo de apertura

¿Qué ángulo de apertura debo escoger?

Para elegir un ángulo u otro debemos tener en cuenta la altura a la que estará la luminaria y la superficie a iluminar. Si la altura es elevada y tenemos un ángulo muy amplio, perderemos intensidad lumínica frente a una luz más focalizada, pero la iluminación será más uniforme. Por el contrario, para iluminar de forma general una estancia con poca altura, si utilizamos una luminaria que cierre mucho la luz se pueden crear zonas sombras ya que las zonas iluminadas quedarán muy definidas, como si utilizáramos una linterna.

El mismo ángulo de apertura a diferentes alturas ilumina diferentes áreas

El mismo ángulo de apertura a diferentes alturas (1m, 2m y 3m) ilumina diferentes áreas

¿Cómo puedo calcular el ángulo que necesito o el espacio que alumbrará?

En este apartado vamos a ponernos un poco más técnicos y os enseñaremos, con una pequeña fórmula, como realizar los cálculos que hemos utilizado para realizar los gráficos anteriores.

Para conocer la amplitud de la zona iluminada, dados un ancho de haz de luz y una altura, aplicaremos la fórmula que mostramos a continuación:

zona iluminada

Donde:

  • a es el ancho del espacio que se iluminará.
  • α es el ángulo de apertura del haz de nuestra luminaria.
  • b es la altura a la que está la luminaria.

Si queremos calcular el ángulo de apertura que vamos a necesitar para iluminar un área determinada desde una cierta altura podemos utilizar la siguiente formula:

Ángulo necesario

Donde:

  • α es el ángulo que queremos conocer.
  • a es el ancho del espacio a iluminar.
  • b es la altura a la que se encuentra el punto de luz.

Hay que tener en cuenta que estos cálculos, si bien son correctos, solo son orientativos. A la hora de elegir una lámpara o una bombilla debemos tener en cuenta otros aspectos como la luminosidad que nos proporciona o la distribución de los puntos de luz.