1. Cable eléctrico textil
2. El cable decorativo eléctrico como elemento artístico
3. Cables decorados
4. Cableado oculto

Desde siempre, el cableado de todo tipo de aparatos eléctricos y lámparas se ha considerado como algo que era mejor esconder, que era capaz de estropear el look de la lámpara de diseño más exclusiva.

Os vamos a enseñar algunos trucos para convertir los cables de nuestras lámparas en algo decorativo.

Cable eléctrico textil

La forma más sencilla de evitar la necesidad de esconder un cable eléctrico decorativo es utilizar uno cuyo aspecto vaya acorde al estilo de la decoración.

El cable textil eléctrico, como el que podemos encontrar en la sección DIY de nuestra tienda online, está disponible en una gran variedad de colores, tanto liso como trenzado.

cable textil electrico

Al utilizar este tipo de cable, en lugar de uno típico de plástico negro, no cabe duda de que aumentará el valor decorativo de cualquier lámpara.

Por otro lado, combinando el cable con el florón y el portalámparas que más nos guste, podremos crear nuestra propia lámpara personalizada al más puro estilo hazlo tú mismo. De hecho, como ya vimos anteriormente, podemos crear nuestras propias pantallas.

El cable decorativo como elemento artístico

Con un poco de gracia, podemos convertir los cables de las lámparas en verdaderas obras de arte.

Dibujo hecho con cable

Para este truco, necesitamos que el cableado sea de bastante longitud, ya que con él dibujaremos sobre el techo o la pared.

No hace falta ser Velázquez y hacer un dibujo espectacular, unas simples formas geométricas resultan muy modernas y decorativas.

Formas geométricas muy decorativas

Cables decorados

Si no queremos complicarnos cambiando el cable de las lámparas por uno más bonito o que sea lo suficientemente largo para nuestros “dibujos” podemos optar por decorarlo.

Cable decorado

Simplemente tenemos que personalizar un poco las abrazaderas que lo sujetan con algo de imaginación y conseguiremos resultados muy originales y divertidos. También podemos forrarlo con tela o hilo.

Cableado oculto

A veces, o no hay más remedio o simplemente no queremos que estén a la vista, ni siquiera transformados en un bello paisaje urbano. En estos casos solo podemos hacer una cosa: esconderlos.

Si los cables que queremos ocultar son, por ejemplo, los diferentes cargadores que tenemos por la casa y que, admitámoslo, cada vez son más numerosos. Podemos convertir el cajón de cualquier cómoda o mueble en un espacio de carga donde dejar el móvil, la tablet y hasta el ordenador portátil.

cajon guardacables

Otra situación bastante común es cuando tenemos una lámpara de pie u otro tipo de electrodoméstico que queda bastante lejos de cualquier enchufe. Una alternativa, mucho más agradable a la vista, a tener los cables por en medio de la estancia es pasarlos por encima del zócalo y decorarlo para que no se vea el cableado.

zocalo decorado

Esto se puede aplicar todo tipo de cables que tengamos en casa, incluso a los cables de red. En este caso nos aseguraremos de que el cable sea de calidad y que al añadir unos cuantos metros más para, por ejemplo, hacer nuestro dibujo, la calidad de conexión no se verá mermada.

¿Conoces más trucos para disimular los cables de la luz o alternativas para que sean más decorativos? ¡No lo dudes! Déjanos tus ideas en la sección de comentarios.