1. Decoración de estilo rústico

1.1. Materiales y colores naturales
1.2. Tosco pero muy acogedor
1.3. La cocina, protagonista

2. Otros tipos de decoración rústica

2.1. Rústico Chic
2.2. Rústico urbano

3. La iluminación rústica en la decoración de interiores

La decoración de interiores rústicos destaca sobre todo por crear espacios realmente acogedores, que evocan la tranquilidad y la calidez del medio rural donde la naturaleza está presente en cada detalle.

Decoración rústica

Decoración de estilo rústico

A continuación vamos a desgranar 3 de las claves para decorar una casa rústica o para dar ese extra de calidez a cualquier espacio.

Materiales y colores naturales

Si hablamos de decoración rústica los elementos naturales son los protagonistas. La piedra y la madera cubren techos y paredes y predominan los colores marrones, tierra y los blancos envejecidos.

Los tejidos naturales como el lino o el algodón contribuyen a la sensación de calidez del espacio. Aprovecha los cojines, mantas, etc… para dar un toque de color, los más utilizados son el amarillo, el verde hierba o el azul cielo.

Tosco pero muy acogedor

Podemos encontrar vigas vistas de madera en los techos y muebles y puertas con acabados envejecidos o sencillamente mobiliario reciclado. Con esto lo que buscamos es realzar la tosquedad de la madera y combinarla con otros materiales como hierro o bronce. Siempre sin sobrecargar el espacio para que no pierda amplitud visual.

Cocina rústica

La cocina, protagonista

No cabe duda que las cocinas están ganando protagonismo en la casa, donde cada vez son más los que buscan un concepto abierto que aúna cocina y comedor. Esto es especialmente cierto en las cocinas de estilo rústico, espacios que invitan a compartir y pasar veladas inolvidables desde que se empieza a cocinar hasta que se recoge la mesa.

Otras formas de decoración rústica

Evidentemente, no es necesario tener una casa en el campo para disfrutar del confort que aporta este tipo de decoración. De hecho, como cualquier otro estilo de decoración el estilo rústico ha evolucionado para adaptarse a las necesidades de los gustos actuales.

Rústico Chic

Si queremos alejarnos un poco de la rudeza propia de la decoración de interiores rústicos, podemos darle una vuelta más y adentrarnos en la tendencia rústico chic. Esto lo podemos conseguir dando más peso a los tonos pastel o blancos.

Nuevo rústico moderno

Rústico urbano

Si vivimos en un piso en la ciudad podemos adoptar los principios de la decoración rústica con un toque urbano. Lo ideal es optar por materiales naturales, como los suelos de madera, para que sean protagonistas del espacio. Mantendremos colores claros en paredes y cortinas para dar mayor luz y amplitud. Nuestro toque personal lo daremos al añadir diferentes elementos decorativos más modernos.

La iluminación rústica en la decoración de interiores

La luz es fundamental en la decoración y se rige por las mismas pautas que el resto de elementos de este estilo. Elegiremos una iluminación LED de tonos cálidos, que combina a la perfección con los colores de la madera y los metales envejecidos. De este modo, el ambiente resulta mucho más acogedor.

La iluminación de estilo nórdico, con tulipas de metal envejecido o de color blanco, combina muy bien con el aspecto de una cocina rustica.

Para la iluminación general del espacio podemos emplear elementos nuevos o reciclados. Si nos decidimos por reutilizar viejas lámparas de forja tipo candelabro, podemos utilizar bombillas con forma de vela que conservan ese aspecto retro tan característico. Otra opción es elegir alguna de nuestras lámparas vintage que combinan el diseño clásico con la ligereza y durabilidad del aluminio. Lo ideal es combinar estas lámparas con bombillas de filamento, que reproducen el aspecto de las antiguas bombillas de tungsteno.

Algunas lámparas vintage de nuestra tienda online de iluminación LED

Algunas lámparas vintage de nuestra tienda online de iluminación LED

Una tendencia muy extendida es crear uno mismo los diferentes elementos de iluminación. Podemos, por ejemplo, aprovechar tarros de vidrio, ramas o incluso piedras para diseñar lámparas de mesa únicas. Solo necesitamos un poco de imaginación.

En los baños optaremos por una temperatura de color neutra y huiremos de los apliques con estética más moderna.

Dentro del estilo rústico chic, la iluminación mantiene los detalles de metal envejecido, pero incorpora materiales más delicados, como las telas, que le proporcionan un aspecto más clásico y dulcifican el espacio.

Finalmente, podemos optar por luces invisibles. Al emplearla en la decoración de interiores rústicos, la iluminación LED nos permite integrar las luminarias en los diferentes elementos constructivos para que, de este modo, los puntos de luz pasen completamente desapercibidos mientras están apagados. También podemos utilizar integraciones LED que, como ya vimos anteriormente, se integran a la perfección en techos y paredes.

Y vosotros, ¿habéis utilizado la iluminación para decorar algún espacio de estilo rústico?