Con el sol empezando a calentar y el verano más cerca, va siendo hora de empezar a pensar en poner a punto la piscina.

En otras ocasiones os hemos dado consejos sobre los diferentes elementos de iluminación para jardines y piscinas, pero en esta ocasión os presentamos unas pequeñas pautas para limpiar y preparar la piscina después de la temporada invernal.

piscina de diseño

Aunque siempre es recomendable invernar la piscina de forma correcta, con estos sencillos pasos podremos tenerla en perfectas condiciones, tanto si lo has hecho como si no.

Preparar la piscina tras el invernaje

Si hemos adecuado nuestra piscina para pasar el invierno el proceso de preparación para el periodo estival es muy sencillo.

1. Retirar la cubierta

Primero quitaremos la cubierta que colocamos al final del verano, la limpiaremos bien y dejaremos que se seque antes de guardarla.

2. Revisar el estado del agua

Si el nivel ha descendido mucho, repondremos agua hasta que alcance el nivel apropiado.

Si el agua ha permanecido limpia es suficiente con dar un repaso al fondo y las paredes con los barredores y limpiafondos, ajustar el ph y hacer una cloración de choque.

medir niveles de ph y cloro

Si el agua está sucia, tendremos que recuperarla. Esto implica el uso de floculantes y una revisión más profunda del sistema de filtración.

Si hay objetos como ramas u hojas, las retiraremos de forma manual para que no se produzcan atascos.

3. Comprobar el funcionamiento

Finalmente, revisaremos los sumideros, escaleras, filtros, etc. para ver que funcionan correctamente.

Si el agua de la piscina está en muy malas condiciones es recomendable buscar el consejo de un profesional experto.

Preparar una piscina sin invernar

En este caso la preparación puede traer algo más de trabajo:

1. Limpiar en profundidad las paredes y el fondo

Normalmente con la piscina vacía para eliminar toda la suciedad. Aprovecharemos para revisar que no haya gritas o fisuras y las repararemos si las encontramos.

Si vamos a quitar el agua durante la limpieza, podemos aprovechar para actualizar los focos de la piscina y darle un aspecto totalmente nuevo.

limpiar piscina

2. Limpiar en profundidad la depuradora

Filtros, skimmers, etc… limpiaremos bien todos los elementos de la depuradora.

En piscinas de gresite no es recomendable utilizar limpiadores a presión.

3. Comprobar el funcionamiento

Revisaremos el correcto funcionamiento de todos los elementos de los sistemas de filtrado y llenado.

4. Llenaremos la piscina

Una vez realizada la limpieza y las reparaciones necesarias, es el momento de llenar la piscina.

5. Preparar el agua

Ahora solo queda ajustar el ph y aplicar desinfectante, alguicida y floculante según sea necesario.

Una vez tenemos limpia nuestra piscina y con el agua en perfectas condiciones, lo único que nos queda es disfrutar de un buen baño cuando aprieta el calor.