Contenido

Desde hace algún tiempo, la iluminación indirecta está cada vez más presente en todo tipo de espacios. A continuación te mostraremos las claves básicas para utilizar este tipo de iluminación en tus proyectos.

¿Qué es la iluminación indirecta?

Esta técnica consiste en proyectar la luz sobre las paredes o el techo. De esta forma, el espacio se ilumina por la luz que se refleja en estas superficies.

Al quedar las luminarias ocultas y la luz más dispersa, se eliminan la mayoría de brillos y sombras y se consigue un efecto muy decorativo.

Lo más habitual es planificar este tipo de iluminación al principio de cualquier proyecto. Esto es así pues nos valdremos de diferentes elementos arquitectónicos, como molduras, para mantener oculta la ubicación de las luces.

salón contemporáneo

Iluminar las paredes

Sin duda, una de las más habituales. Es relativamente fácil de implementar en cualquier espacio ya que podemos crear el efecto con unos apliques, sin necesidad de hacer reformas.

Se trata de una técnica muy elegante que se suele emplear en cocinas, dormitorios o salones.

Luz indirecta en el techo

El techo de cualquier estancia suele pasar bastante desapercibido. Al emplear luz indirecta sobre él estaremos dándole un mayor protagonismo en el espacio.

Es muy importante definir bien la distribución de la luz para que el ambiente resulte agradable.

luz indirecta suelo

Luces hacia el suelo

Mucho menos habitual que las opciones anteriores, la iluminación indirecta en suelos produce un efecto muy decorativo y, sobre todo, original. En zonas de paso como escaleras y pasillos resulta realmente impactante.

Iluminación indirecta en diferentes estancias

Ahora que conocemos las diferentes variantes de este tipo de iluminación, vamos a repasar como aplicarlas en diferentes estancias de la casa.

Luz indirecta para el salón

Lo más habitual es utilizarla en el techo, bien a lo largo del perímetro o formando diferentes “islas”. También es muy común poner este tipo de luces en elementos del mobiliario como estantes o aparadores.

Luz indirecta salón

Pasillos y escaleras

En la iluminación de pasillos se ven este tipo de luces tanto en el techo como a nivel del suelo y, en función de la amplitud del espacio, puede ser suficiente con esta iluminación.

En las escaleras se suelen emplear como balizamiento para los escalones, normalmente desde la pared o mediante tiras LED en la parte inferior del voladizo de los escalones.

Baño

A la hora de implementar el sistema lumínico de un baño se suele optar por la iluminación más directa. Sin embargo, puede ser interesante para iluminar el espejo.

Iluminación indirecta del dormitorio

Alumbrar desde el techo sigue siendo la opción más extendida. Aun así, con la irrupción de los LED podemos ver luces tras el cabecero, bajo la cama, las mesillas u otros complementos.

iluminación indirecta dormitorio

Cocina

La cocina, al igual que el baño, es un espacio eminentemente funcional. De todas formas, en iluminación, el diseño y el carácter práctico no tienen por qué estar reñidos.

Si iluminamos la parte inferior de los armarios que se encuentran sobre la encimera, obtendremos una iluminación muy útil y decorativa.

Iluminación indirecta exterior

Si ya empleamos está técnica de iluminación con grandes resultados en espacios de interior, ¿por qué no aplicarla en la iluminación de terrazas y jardines?

Con el uso de luces indirectas conseguiremos disfrutar del jardín a cualquier hora del día o la noche. Solo tenemos que pensar un poco la disposición de las fuentes de luz para lograr la atmósfera deseada.

Iluminación exterior con luces LED

La iluminación indirecta es una gran opción para decorar e iluminar de forma simultánea. Nos permite crear ambientes muy acogedores, dotar de amplitud visual al espacio y resaltar las líneas arquitectónicas que más nos interesen.

Además, al utilizar luces de LED que apenas emiten calor no hay peligro de dañar los muebles o las paredes, haciendo más fácil ocultar los puntos de luz.