El kilovatio-hora (kWh) es, posiblemente, una de las unidades de medida que más aparecen en los medios de comunicación. En muchas ocasiones aparece como kwh, Kwh, KWh o, peor aún, kW/h. No vamos a dar ejemplos para no sonrojar a nadie, pero con una rápida busqueda en Internet encontraremos multitud de casos.kW o kWh qué se mide con cada unidad

A continuación explicaremos qué se mide exactamente con esta magnitud física y por qué es importante el correcto uso de las mayúsculas.

¿Qué mide el kWh?

El vatio-hora es una unidad de medida que se expresa en potencia x tiempo, es decir, es una unidad que mide la energía. Por ejemplo, 1Wh es la energía necesaria para mantener durante una hora una potencia de 1 vatio.

Hay que tener en cuenta que al hablar de, por ejemplo, 200Wh podemos interpretar de diversas formas este valor. Podríamos decir que es la energía necesaria para encender una bombilla de 100W durante dos horas o la necesaria para encender una bombilla de 20W durante 10 horas.

Un kWh es equivalente a 1.000Wh, el prefijo “k”, que va siempre en minúsculas significa kilo y multiplica por mil el valor de la medida.

Un contador analógico muestra los kWh consumidos

¿Por qué kW y no KW?

Porque cada sigla, en función de si es una mayúscula o una minúscula puede significar cosas muy diferentes. Aunque el prefijo “K” (mayúscula) no existe, sí hay otros casos donde sin esta diferenciación puede haber grandes confusiones.

Por ejemplo, 1MW (megavatio) es un millón de vatios (1.000.000W) mientras que 1mW (milivatio) es la milésima parte de 1W (0’001W). De ahí la importancia de diferenciar entre mayúsculas y minúsculas.

El error del kW/h

Esta es sin duda la errata más generalizada a la hora de escribir. Seguramente venga dada por la costumbre que, influenciados por km/h (kilómetros por hora, una unidad de velocidad), tenemos al hablar del consumo de electricidad. Muchas veces decimos: “Este mes he consumido 150 kilovatios por hora” (150kW/h) y, por esta forma de hablar, se acaba transcribiendo como cociente (kW/h), lo que en realidad es un producto.

El kWh en la factura de la luz

El kWh en la factura de luz

En la factura de la luz, el término kWh indica el consumo energético que hemos realizado durante un determinado periodo de tiempo. Aunque ya lo comentamos cuando explicamos la factura eléctrica en detalle, las partidas principales por las que pagamos en cada factura son: la potencia contratada (kW), que es la potencia máxima instantánea que podemos consumir sin que el ICP (o un contador inteligente que incorpora estas funciones) corte el suministro, y la energía consumida (kWh) durante el periodo de facturación.