El reciclado de las bombillas no es algo trivial. Cada tipo de bombilla se recicla de forma diferente y, de hecho, existen incluso bombillas que no se reciclan. En esta ocasión os vamos a contar como reciclar correctamente las bombillas y os presentaremos algunas opciones para reutilizar aquellas que no es posible reciclar.

¿Qué bombillas se reciclan?

Aunque pueda parecer extraño, tal y como indicábamos al principio no todas las bombillas se reciclan. Las bombillas halógenas y las incandescentes no están incluidas en la RAEE, la normativa que regula la correcta gestión ambiental de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

Tipos de bombillas que se reciclan

¿Dónde se tiran las bombillas?

Esto dependerá del tipo de bombilla que queramos desechar, ya que la gestión de una bombilla CFL (bajo consumo) es completamente diferente de la de una bombilla LED.

Nunca hay que tirar las bombillas en el contenedor del vidrio.

Veamos dónde tenemos que llevar cada tipo de bombilla para su adecuada gestión.

Bombillas de filamento

Dado que este tipo de elementos de iluminación, al igual que las lámparas halógenas, no se reciclan, debemos tirarla al contenedor gris o verde oscuro (depende de la población). En este contenedor de desechos, también llamado fracción resto, se tiran aquellos elementos que no cuentan con un contenedor propio para su reciclaje.

Bombillas de bajo consumo

Bombillas de bajo consumo o fluorescentes

Las bombillas de este tipo contienen mercurio y por ello, no pueden tirarse en la basura ni en ningún contenedor de reciclaje. Es necesario llevarlas a un punto limpio donde se tratarán de forma segura para su posterior reciclado.

Bombillas LED

Estas bombillas están construidas con elementos electrónicos cuyos componentes pueden ser reutilizados. Para su correcto tratamiento se tienen que llevar al correspondiente punto limpio.

6 formas creativas de reciclar bombillas incandescentes

La reutilización creativa, más conocida como upcycling, consiste en transformar productos desechados o que ya no sirven en nuevos productos de mayor calidad o con un valor ecológico.

Importante: No utilizar nunca una bombilla fluorescente para este tipo de proyectos, contienen mercurio que es altamente tóxico.

En este caso, vamos a presentar algunas ideas para darle nuevos usos a las viejas bombillas incandescentes.

Mini jarrones

Retirando parte del casquillo y el filamento interior podemos utilizar la bombilla como un jarrón para colocar pequeñas flores.

Jarrones hechos con bombillas

Podemos ponerles una base y decorar mesas o estanterías o, si le añadimos unas cuerdas o hilos para colgarlos tendremos un fantástico jardín vertical.

Percheros

Con la bombilla vacía, solo tenemos que poner cemento en su interior, colocar un tornillo y esperamos a que fragüe.

Bombilla de cemento como perchero

Ahora solo tenemos que hacer un pequeño agujero en la pared y colocar nuestro perchero. También podemos utilizarlo para renovar los tiradores de todo tipo de puertas.

Lámparas de aceite

Como siempre, lo primero será eliminar el filamento de la bombilla. A continuación tendremos que colocar aceite o alcohol para lámparas o antorchas y colocar la mecha.

lámparas de aceite

Adornos navideños

Con unas cuantas bombillas viejas podemos crear nuestros propios adornos para el árbol de navidad. Solo tenemos que pintarlos con los motivos que más nos gusten y añadir un pequeño trozo de hilo para colgarlos.

Adornos diy con bombillas

Terrarios

Con unas piedrecillas y una pequeña planta o trozo de musgo podemos hacer un terrario. Igual que con los mini jarrones podemos colocarles una base o colgarlos.

mini terrarios en una bombilla

Barco en una bombilla

Del mismo modo que si de una botella se tratase, podemos construir un barco dentro de nuestra bombilla.

Barco en una bombilla