Nos hemos decido a darle un toque de color al salón con tiras de LED RGB y tenemos que escoger el controlador con el que seleccionaremos la intensidad de la iluminación, el color y los efectos de luz y transiciones. Entonces nos asalta la duda ¿elegimos un controlador que funcione por infrarrojos o uno que lo haga por radiofrecuencia?

Control remoto RF

Como es de imaginar RF significa radiofrecuencia, es decir que el mando a distancia emite las órdenes a través de ondas de radio. Por este motivo, podemos actuar sobre cualquier dispositivo que este en su radio de acción aunque no estemos apuntando directamente. De hecho, es posible controlar diversos dispositivos a la vez desde un solo control remoto, si estos funcionan en la misma frecuencia. Esto hace posible la gestión de aplicaciones de grandes dimensiones de manera sencilla.

control remoto rf de 28 botones

Control remoto IR

Sin duda los más extendidos debido a que resultaban muy económicos de fabricar. En este caso los comandos se transmiten a través de radiación infrarroja, un tipo de emisión electromagnética cuya frecuencia se sitúa por debajo del espectro visible y por encima de las microondas. En este caso se necesita línea de visión entre el control remoto y, en nuestro caso, el controlador de la tira. Una manera fácil de entender este funcionamiento es pensar en una linterna. Para que una linterna funcione tenemos que apuntar con ella hacia donde queremos ver.

Si tenemos que accionar varios elementos con un mando IR, es muy probable que tengamos que ir uno a uno.

Infrarrojos o radiofrecuencia, ¿qué tipo de control debemos elegir?

Pues como con casi todo, depende. Depende del tipo de aplicación y el uso que le vayamos a dar. Si nuestra intención es colocar diversos tramos de tira con sus respectivos controladores y queremos que se enciendan todos en azul y a la vez la única opción es utilizar un mando RF. En el caso contrario, si por ejemplo tenemos varios muebles de LED y queremos crear un composición de colores para iluminar nuestro jardín, tendremos que optar por un control IR, que de hecho es el incluyen este tipo de elementos de decoración, e ir eligiendo el color de cada uno de forma individual. Finalmente, si tenemos instalado uno de estos sistemas en más de una estancia es muy probable que si utilizamos un control por radiofrecuencia los pongamos en marcha todos a la vez y eso es algo que seguramente no queremos.

Comparativa radiofrecuencia vs infrarrojos

Cómo puedo saber qué tipo de mando tengo

Saber si el mando a distancia que tenemos funciona mediante una tecnología u otra puede sernos de gran utilidad si se estropea, y tenemos que cambiarlo por otro, o si queremos comprar un mando universal para manejar diferentes aparatos. Os vamos a contar dos formas muy sencillas para descubrir qué tecnología emplea nuestro control remoto.

Una sencilla prueba es enfocar con una cámara digital, la del móvil por ejemplo, el diodo que hay en el frontal del mando. Si vemos destellos, el mando es de IR y si no aparecen, funciona por RF.

Parpadeo de un mando infrarrojo

Otra forma de comprobarlo es tapar el emisor del mando con la mano. Si podemos seguir manejando el dispositivo el mando es de RF, en caso contrario es de IR.