El papel de la iluminación LED en un plan de emergencia

Dentro de un plan de autoprotección y emergencia la iluminación juega un papel fundamental. Contar con una fuente de luz que se activa cuando falla el suministro eléctrico nos protege de accidentes y evita que cunda el pánico. Por eso es muy importante disponer de un alumbrado de emergencia adecuado.

Función de la iluminación en un plan de emergencia

El alumbrado de emergencia comprende las instalaciones destinadas a “asegurar, en caso de fallo de la alimentación al alumbrado normal, la iluminación en los locales y accesos hasta las salidas, para una eventual evacuación del público o iluminar otros puntos que se señalen”. Evidentemente, el encendido ha de ser automático y se ha de realizar rápidamente tras un fallo en el suministro eléctrico general.

¿Qué normativa regula las luces de emergencia?

En España, la normativa que regula el funcionamiento la podemos encontrar dentro del Código Técnico de la Edificación (CTE), el marco regulador que define los requisitos básicos que deben cumplir los edificios para ser seguros y habitables.

Hay que señalar que en el CTE se exponen las directrices que se deben seguir, pero no establece cómo han de implementarse. De este modo, el reglamento es más flexible y permite ir adoptando las posibles innovaciones tecnológicas, ya que no está limitado a determinados procedimientos aceptados.

Los requisitos a nivel técnico los podemos consultar en el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT).

Productos recomendados

¿Dónde es obligatorio disponer de luces de emergencia?

El CTE, en su sección SUA 4 (Seguridad de utilización y accesibilidad), establece deben contar con alumbrado de emergencia, les siguientes espacios:

  • Todo recinto cuya ocupación sea mayor que 100 personas.
  • Los recorridos desde todo origen de evacuación hasta el espacio exterior seguro y hasta las zonas de refugio, incluidas las propias zonas de refugio, según definiciones en el Anejo A de DB SI.
  • Los aparcamientos cerrados o cubiertos cuya superficie construida exceda de 100m2, incluidos los pasillos y las escaleras que conduzcan hasta el exterior o hasta las zonas generales del edificio.
  • Los locales que alberguen equipos generales de las instalaciones de protección contra incendios y los de riesgo especial, indicados en DB-SI 1 (otro apartado del CTE).
  • Los aseos generales de planta en edificios de uso público.
  • Los lugares en los que se ubican cuadros de distribución o de accionamiento de la instalación de alumbrado de las zonas antes citadas.
  • Las señales de seguridad.
  • Los itinerarios accesibles.

Ubicación de las luces de emergencia

Deben estar al menos a 2 m del nivel del suelo y se instalarán en puertas de salida, donde exista un peligro potencial o se encuentre emplazado un equipo de seguridad. Como mínimo deben considerarse los siguientes puntos:

  • En las puertas existentes en los recorridos de evacuación.
  • En las escaleras, de modo que cada tramo de escaleras reciba iluminación directa.
  • En cualquier otro cambio de nivel.
  • En los cambios de dirección y en las intersecciones de pasillos.

¿Qué luces debe incluir un plan de emergencia?

Dentro de este tipo de iluminación podemos diferenciar en el alumbrado de seguridad y el alumbrado de reemplazamiento.

Tipos de luces de emergencia

Alumbrado de seguridad

Es el que nos permite evacuar una zona con seguridad o finalizar cualquier tarea que sea potencialmente peligrosa antes de proceder con la evacuación. Se activa cuando falla el alumbrado general o cuando la tensión se sitúa por debajo del 70% de su valor nominal. Obviamente, este tipo de iluminación es fijo y cuenta con fuentes de energía propias, como baterías. Dentro del alumbrado de seguridad distinguimos:

Alumbrado de evacuación

Permite reconocer y utilizar los medios y rutas de evacuación. La iluminancia mínima para la ruta de evacuación es de 1 lux a nivel del suelo y donde estén situados los equipos manuales de protección contra incendios debe ser de 5 lux. Debe funcionar cuando falle el suministro eléctrico y durante una hora como mínimo.

Alumbrado antipánico

Es la que nos facilita el acceso hasta las rutas de evacuación y así evitar cualquier obstáculo. Este tipo de luz de ambiente también contribuye a evitar cualquier riesgo de pánico.

Alumbrado de zonas de alto riesgo

Es el que garantiza la seguridad de las personas involucradas en actividades que puedan entrañar cierta cantidad de riesgo. Debe poder permanecer en funcionamiento el tiempo necesario para interrumpir la actividad de forma segura y ha de proporcionar un nivel de iluminancia de 15 lux o el 10% de la iluminancia normal, lo que sea mayor.

Alumbrado de reemplazamiento

Es la parte del alumbrado de emergencia que permite la continuidad de las actividades normales. Si proporciona una iluminancia inferior al alumbrado normal, se usará únicamente para terminar el trabajo con seguridad.

Modelos de luz de emergencia LED

A continuación os mostraremos algunos de los elementos de alumbrado de emergencia LED que podemos encontrar en nuestra tienda online de iluminación, EfectoLED.

Luz de Emergencia LED 3W

Es la típica luz que se sitúa cerca de las salidas. Está disponible con luz y sin luz permanente.

Luz de emergencia LED
Uno de los tipos de luz de emergencia LED más extendidos.

Foco Downlight LED Emergencia 5W Iluminación Lineal

Es la mejor opción para iluminar las rutas de evacuación porque alumbra en un ángulo de 120° / 30° que optimiza la luz a lo largo de la vía de evacuación.

Foco downlight LED de emergencia
Foco downlight LED de emergencia ideal para pasillos.

Kit Cartel de Emergencia LED

El típico cartel que señala la salida o la dirección dónde se encuentra. Se puede instalar de varias formas, ya sea en el techo o en la pared.

Cartel de emergencia LED
Los carteles de emergencia son fundamentales para indicar la salida o la ubicación de los extintores.

Paneles LED con luz de emergencia

Otra opción es instalar paneles que pueden funcionar cuando hay un corte de luz. Aunque la luz que emiten en modo emergencia es menor que la emitida de forma habitual, son una forma sencilla de disponer de un sistema de luces de emergencia sin instalar elementos adicionales.

La iluminación LED juega un papel fundamental dentro de cualquier plan de emergencia y por ello es de suma importancia contar con todos los elementos necesarios para que, ante un corte en el suministro eléctrico, se puedan finalizar las tareas que estén en curso sin peligro y se pueda proceder a la evacuación de la zona de forma segura.