3 pasos para escoger la bombilla perfecta

Cuando nos enfrentamos a la compra de un nuevo producto pueden surgir muchas cuestiones que debemos resolver para escoger de forma correcta. A continuación veremos los pasos fundamentales que podemos seguir para elegir la bombilla perfecta.

Aspectos básicos de la bombilla perfecta

Si vamos a cambiar las bombillas que tenemos por unas nuevas, la opción más inteligente es adquirir unas bombillas LED. Los LED son célebres por su elevada eficiencia energética ya que permiten reducir el consumo de electricidad hasta un 90% respecto a una bombilla incandescente que emita la misma cantidad de luz.

Productos recomendados

La durabilidad también es otro punto a su favor. Su vida útil se mide en decenas de miles de horas de uso. Son muy robustos frente a gran variedad de agentes externos y no contienen elementos contaminantes.

1º – ¿Qué casquillo necesito?

El casquillo es la parte de la bombilla donde tiene lugar la conexión eléctrica. Puede tomar gran variedad de formas, pero por suerte la gran mayoría de bombillas de uso común pertenece a alguno de los tipos siguientes.

Sin duda los dos tipos de bombilla más comunes son las de rosca gorda, cuyo nombre oficial es E27, y las de rosca fina, llamadas E14.

Bombillas LED con casquillo E27 y E14
Bombillas LED con casquillo E27 y E14

Los halógenos que se conectan mediante dos clavijas finas son los MR16 y los que tienen el borne más grueso GU10.

Bombillas LED con conexión MR16 y GU10
Bombillas LED con conexión MR16 y GU10

Para ver todos los tipos de conexiones disponibles puedes consultar nuestra guía de tipos de casquillo bombillas.

2º – ¿Qué potencia necesito?

Comparar vatios ya no sirve para saber que bombilla da más luz, solo sirve para saber cuál consume más energía. La cantidad de luz (luminosidad) se mide en lúmenes y es lo que tenemos que mirar para comparar bombillas, tanto si usa la misma tecnología como si no.

Por ejemplo si teníamos una bombilla incandescente de 100W tendríamos una luminosidad de unos 1.000 lúmenes. Con una de nuestras bombillas LED A60 de 12W dispondremos de 1.129 lúmenes. Por tanto, obtendremos un ahorro del 88%. Para guiarnos en esta conversión en EfectoLED hemos elaborado una tabla de equivalencias LED. De todas formas esta tabla es orientativa pues existen diferentes tipos de luminarias que con el mismo consumo pueden dar más luz.

3º – ¿Luz blanca, fría o neutra?

Por último, tenemos que elegir el color de la luz que más se ajuste a la ubicación de la luminaria. En una vivienda se suelen emplear las luces cálidas en salones y dormitorios para crear ambientes acogedores, la luz fría en la cocina donde se necesita mucha luz para preparar y cocinar los alimentos y la luz neutra para los cuartos de baño ya que es la más recomendable para maquillarse.

temperatura de color LED

En última instancia, la elección de una temperatura de color u otra dependerá de los gustos de cada uno, las actividades que se desarrollen en el espacio y el ambiente que se desee crear.

Siguiendo estos tres pasos podemos estar seguros de que compraremos la bombilla LED que realmente se ajuste a lo que necesitamos, la bombilla perfecta.